A propósito del libro

Cuando las vivencias de lo cotidiano se tornan en tiempo de apariencia irreal, estamos ante esos momentos en que no se da crédito a lo vivido.

Cualquier persona puede experimentar esas sensaciones de irrealidad cuando menos se espera. Nunca se puede saber a la vuelta de qué esquina puede aguardar  un destino con doce pistolas apuntando a la cabeza después de una infernal persecución con la vida en juego…



Jamás se pudo imaginar lo que sucedió un 11 de Marzo de 2004 en que se fraguó la más brutal tragedia provocada por autores intelectuales de los que , seis años después, nada se sabe… aunque todo el mundo íntegro sepa que desde entonces todo cambió. Poseo  la intima convicción de que semejantes alimañas no encontraron mejor lugar donde esconderse que detrás de los atriles ante la luz pública , para seguir obrando con malicia los planes pergeñados antes del día de la matanza. Nada que está oculto dejará de estarlo cuando llegue el día de quitar las máscaras a los monstruos con apariencia de dignidad; por mucho que se paguen prebendas, silencios y desvergüenzas entre esta pandilla de gentuzas que han despertado la historia pasada y olvidada para dar rienda suelta al parasitismo y la voracidad que los mediocres imponen por la fuerza y la presión social.

Realidad e irrealidad, situaciones que superan la imaginación pero que suceden. Más vale estar prevenidos sobre ello con la siempre esperanza de que todo lo oscuro tarde o temprano sale a la luz para obrarse la Justicia Mayor que no depende de la limitada conciencia de lo humano.

Con todo lo que la  adversidad conlleva en apariencia, este libro es un canto a la esperanza como certeza de la culminación de los sacrificios. “Toda adversidad conlleva la semilla de un mayor beneficio”, decía Napoleon Hill – en este  caso personal inmenso- una vez pasadas las sombras de las malicias ajenas. Porque siempre, siempre, sale el Sol tras las tormentas cuando se tiene la fe de por ver un nuevo amanecer en la vida.

La existencia posee mucho de magia más allá de la limitada percepción de la ignorancia humana.Este humilde  autor conoció de esa magia cuando vio  obrar al prodigio de una Justicia para sorpresa de lo malicioso. Una historia real como la propia magia de la vida cuando se manifiesta con absoluta evidencia, pese a los males pasados.

Este libro es una prueba de que siempre hay salida de un infierno provocado, aunque creamos que feneceremos atrapados en sus crueles brasas. Invita La afilada navaja de Ockham a descubrir cómo regresar a la vida después de que la propia vida pareció acabarse un 9 de Marzo de 2009 ya muy lejano… no así para los policías corruptos – a los que se unió en malicias una repulsiva abogada con vomitivas intenciones parasitarias- que están acusados de 5 delitos- entre ellos el de detención ilegal- por los que esperan para ser juzgados.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: