Agradecimiento a CARMEN P. MARTÍN

Mi expreso agradecimiento a Carmen P. Martín, amiga en el alma, verdadera ambrosía de amistad y meritoria persona con todo lo que de excelso posee la sencillez de ser y estar de la que ella es magistral ejemplo.

En Justicia y de manera perenne, el agradecimiento a Carmen  está sostenido por la admiración hacia la fortaleza personal de un ser tan superior, en muchos aspectos, como sencillamente entrañable en tantos otros. En Ella se combina la fuerza de esos ejemplos de vida que a todos nos ha de enseñar lecciones imperecederas y la sencillez en lo humilde que la presenta como un espíritu excepcional, en quien valorar las mejores virtudes como premio para todos los que tienen el privilegio de conocerla.

He aprendido de su grandeza personal y en el aprendizaje me he envuelto de su halo de magia maestra.

Encontrado en el espacio de experiencias compartidas no yerro en mirar este horizonte que la luz de sus actitudes creó en mi vida… así encontrarme en sus enseñanzas.

Toda admiración  por  haber conocido la verdadera esencia de una persona excepcional sin  las sombras de lo ausente. Por siempre será mi agradecimiento ante tanto dado en mi vida por Carmen que ni la memoria física, ni la del alma, podrán olvidar.



A %d blogueros les gusta esto: